domingo, 19 de marzo de 2017

Acerca de la maldad del corazón humano

Einstein, uno de los hombres más sabios de la humanidad dijo en una ocasión: Es más fácil modificar la composición del plutonio que el espíritu malo de un individuo, no es el poder de una bomba atómica lo que nos atemoriza, sino el poder de la maldad del corazón humano y su fuerza explosiva para el mal.
Seguramente este científico conocía muy bien de qué estaba hablando cuando mencionaba el plutonio y la bomba atómica, y sin duda, la gran mayoría de quienes escuchamos esto no sepamos ni siquiera de qué se trata, pero todos por igual podemos saber lo que Dios opina del corazón del ser humano, porque en Su Palabra dice claramente: Engañoso es el corazón y perverso, más que todas las cosas.
Sí, amiga querida, en la Biblia leemos que de dentro del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, las envidias, las maledicencias y todo pecado, pero hay una fuerza que sobrepasa al poder de la maldad humana y es el poder del amor de Dios que sobrepasa toda nuestra maldad y nos abarca, por más alejados que estemos
de la presencia de nuestro Creador. No puedo conocer tu estado espiritual, no sé si te sientes muy o poco pecadora, no estoy capacitada para ello como ninguna persona en este mundo, pero puedo decirte con toda la seguridad que Dios da en su Santa Palabra que Él te amó de tal manera que dio a su Hijo, el Señor Jesucristo, para que si crees en Él, tengas vida eterna.
Amiga querida, recibe hoy a Jesucristo en tu corazón, no pierdas más tiempo, solo así tendrás la salvación de tu alma y el perdón de tus pecados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario